Us Open 2021: Diego Schwartzman Hizo Valer Su Jerarquía Y Es El único Argentino Que Queda En El Torneo

Diego Schwartzman venció al eslovaco Alex Molcan y avanzó a los octavos de final del US Open, cuarto y último torneo de Grand Slam del año que reparte premios por 57.500.000 dólares. El argentino se impuso en sets corridos por 6-4, 6-3 y 6-3 en dos horas y 8 minutos de juego, con mucha solvencia, y accedió a la cuarta ronda del certamen. Su rival será el neerlandés Botic Van de Zandschulp, que venció en cuatro parciales a Facundo Bagnis y evitó un choque albiceleste en la cuarta ronda, algo que no se ve en Grand Slams desde 2007.

sss

Schwartzman, ubicado en el puesto 14 del ranking mundial de la ATP y undécimo favorito en el US Open, superó con autoridad a Molcan (138°) en la cancha Grandstand, en el predio Billie Jean King National Tennis Center, en el barrio neoyorquino de Queen’s. El argentino ganó un primer set parejo, en el que su rival disimuló bastante bien la diferencia de ranking, pero posteriormente hizo valer su jerarquía y lo liquidó con solidez.

Peque, de 29 años, superó en las rondas previas al lituano Ricardas Berankis (96) y al sudafricano Kevin Anderson (77), y pretende al menos igualar sus mejores actuaciones en el US Open, que fueron los cuartos de final de las ediciones de 2017 y 2019. Ya superó largamente su actuación del año pasado, cuando fue eliminado en la ronda inicial.

“Hace unos meses no me estaba sintiendo bien con mi juego, aunque quizás no me daba cuenta. Me estaba costando. Cuando llegaba a un tercer set quizá terminaba perdiendo. Hoy al final me puse un poco nervioso, podría haberlo terminado antes pero me recuperó un break… Vengo jugando mejor, siendo más consciente de lo que tengo que hacer, usando variantes, sacando mejor. Fui de menos a más no solo en el torneo sino en el año. Tenía que barajar y dar de nuevo y después de Roland Garros me empecé a sentir muy bien y creí que acá podría llegar a la segunda semana”, evaluó Schwarztman.

Schwartzman avanza en el US Open. Foto ANGELA WEISS / AFP

“Es muy distinto a 5 que a 3 sets. Me siento muy confiado. Ante este tipo de jugadores creo que puedo encontrar la vuelta si juego bien. Así que entré sabiendo que tarde o temprano se agitaría o cometería algún error de más. En los Grand Slams, desde que empecé a notar eso, me empiezo a alimentar de los errores del otro. Los 5 sets me ordenan más, me dan aire y tranquilidad a la hora de entrar a la cancha y si gano el primero siento mucha confianza”, agregó ante ESPN.

“Uno trata de mantener la calma pese a que el torneo tiene ciertas libertades y seguir cuidándose porque esto está lejos de terminar. Pero el día libre salir a despejarte y no pensar en el tenis me ayuda mucho, creo que coincide con mi mejora. Había momentos que eran duros e inconscientemente no te das cuenta y empezás a cometer errores tanto dentro como fuera de la cancha. Ahora volví a respirar y vengo jugando bien y compitiendo”, expresó el Peque respecto a cómo las mayores flexibilizaciones en los torneos respecto a la pandemia lo ayudaron en su tenis.

“Hoy en la entrada en calor estaba fastidioso y a veces me saco el fastidio conmigo mismo, después me duermo una siesta y me mentalizo en pensar qué hice mal y qué tengo que hacer mejor. Prefiero hacerlo en ese momento que en el partido”, reconoció Peque para graficar por qué en algunas prácticas se lo ve ofuscado.

“El holandés viene jugando muy bien en Challengers y ganando partidos ATP, le ganó a Ruud que era uno de los mejores del año, así que tendré que verlo un poco y aprovechar también que será su primera segunda semana, porque no debe estar acostumbrado y habrá que ver quién aguanta más”, dijo respecto a la próxima ronda, en la que podría enfrentar a Van de Zandschulp. Bagnis no pudo dar otro gran paso

Bagnis se vio ampliamente superado luego de ganar el primer set. Foto EFE

El otro argentino que seguía adelante en el certamen sobre un total de siete que ingresaron a los cuadros principales (seis en hombres y Nadia Podoroska en damas), el santafesino Bagnis (80°), cayó frente al no menos sorprendente neerlandés Van de Zandschulp (117°) en la cancha número 17. Fue 3-6, 6-0, 6-2 y 6-2, una superioridad incontrastable por parte del europeo.

A los 31 años, Bagnis cumplió de todas maneras en Nueva York su mejor actuación en un Gran Slam al instalarse por primera vez en su carrera en una tercera ronda, algo que logró merced a sendos triunfos sobre el japonés Taro Daniel (109°) y el santiagueño Marco Trungelliti (198°).

Van de Zandschulp sorprendió en la segunda ronda al eliminar al noruego Casper Ruud (11), campeón del Argentina Open en 2020 y ganador de cuatro títulos este año: Ginebra, Bastad, Gstaad y Kitzbuhel.

Los demás argentinos que participaban del certamen quedaron eliminados, tales los casos de Federico Coria (62), Federico Delbonis (47) y Nadia Podoroska (37), los tres en la ronda inicial, mientras que el bahiense Guido Pella (85) cayó en la segunda ronda al igual que el mencionado Trungelliti.TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Add a Comment

Your email address will not be published.