El Incomprensible Semáforo En Pleno Corazón Del Parque Natural De Oyambre

El semáforo regula el tráfico en la carretera de Oyambre./ javier Rosendo

sss

Después de 11 de años funcionando, Obras Públicas cuenta con un proyecto para eliminarlo que está pendiente del informe ambiental

La carretera regional que discurre entre la ría de La Rabia y el Puente de la Maza, la CA-131, está considerada por muchos como una de las vías más bonitas de Cantabria. Así lo destacan muchas de las guías que se le ofrecen a los turistas y viajeros. Sin duda que argumentos para defender dicho reconocimiento no les faltan por los impresionantes paisajes que ofrece en sus apenas seis kilómetros de trayecto, unido a los extraordinarios valores ambientales que la rodean, pues discurre por pleno corazón del Parque Natural de Oyambre.

Sin embargo, en medio del recorrido de ese privilegiado entorno natural sorprende encontrarse con un semáforo que lleva ya funcionando más de una década en un punto situado junto a la playa de Merón, cuya función es regular el paso de vehículos por un punto en donde la calzada se estrecha, sin que en todo este tiempo se le haya dado una solución.

El problema surgió como consecuencia de la denuncia realizada por colectivos ecologistas contra la obra de mejora ejecutada en dicha carretera por el Gobierno de Cantabria, lo que llevó a la paralización cautelar de dos tramos de las obras por los tribunales a finales del año 2010, poco antes de su finalización y posterior inauguración en febrero del año 2011, en concreto la que se conocía como la variante de Oyambre de algo más de 600 metros de longitud y el tramo señalado, situado junto a las dunas de Merón, por donde discurre el pequeño riachuelo del mismo nombre.

Estado actual de la carretera en la zona regulada por un semáforo./ JAVIER ROSENDO

En el año 2012, una sentencia del TSJC daba la razón a la denuncia de los conservacionistas, ratificada en el año 2016 por el Tribunal Supremo, obligando al Gobierno de Cantabria a restaurar los terrenos afectados por la variante, actuación ya ejecutada.

Sin embargo, a día de hoy sorprende que en el tramo de 115 metros de Merón ni se ha producido restauración alguna, ni tampoco se ha ejecutado ninguna actuación para finalizar la obra y permitir el paso normal de los vehículos sin tener que sufrir esa interrupción del tráfico en cada uno de los sentidos que provoca cada minuto y quince segundos el semáforo, algo que resulta incomprensible en una carretera que, especialmente fuera del verano, registra muy poco tráfico.

Esta incongruencia que han venido sufriendo especialmente vecinos como los de Gerra, que cada día tiene que realizar ese recorrido, parece que se resolverá pronto, según señalan desde la Consejería de Obras Públicas, para lo que cuenta con el proyecto para ensanchar la calzada que tan solo está pendiente del informe de Medio Ambiente.

Add a Comment

Your email address will not be published.